viernes, 9 de noviembre de 2007

La violencia y discriminación contra la mujer (Parte 1).

Violencia: Comportamiento deliberado que resulta en daños físicos o psicológicos a otros seres humanos, y se lo asocia, aunque no necesariamente, con la agresión, ya que también puede ser psicológica o emocional, a través de amenazas u ofensas. Algunas formas de violencia son sancionadas por la ley o la sociedad, otras son crímenes. Distintas sociedades aplican distintos estándares en cuanto a las formas de violencia que son o no aceptadas.
Discriminación: Actitud por la que se considera inferior a una persona o a una colectividad por motivos sociales, religiosos o políticos, y se le niegan ciertos derechos o se la desfavorece en la legislación.

La violencia es un problema social que afecta a todas las sociedades y que parece estar en aumento en todo el mundo. El Salvador no es la excepción. En América latina, el número de muertes y lesiones por causas violentas es alarmante. La violencia en general afecta tanto a los hombres como a las mujeres de todas las edades. No obstante, existen diferencias importantes entre las mujeres y los hombres en lo que se refiere a la forma, la naturaleza y las consecuencias de la violencia. La mayor parte de la violencia es perpretada por los hombres. Es importante subrayar que la violencia sufrida por las mujeres y las niñas procede en su mayoría de hombres a quienes conocen frecuentemente y con los cuales tienen relaciones íntimas (no necesariamente sexuales) y se producen en la “dizque” seguridad del hogar y la familia. Gran parte de esta violencia se debe fundamentalmente, a que simplemente son MUJERES; por lo cual también se le ha llamado VIOLENCIA BASADA EN EL GENERO.

La respuesta de la sociedad a las distintas formas de la violencia y discriminación también varía. Así como todos están de acuerdo que la violencia callejera es un crimen y creen legitima la intervención del estado, son muchos los gobiernos que dudan cuando se trata de actuar e inclusive legislar contra la violencia que sucede dentro de la familia, argumentando que es la “esfera privada del hogar”, esto suena más a una excusa barata de parte del gobierno que una justificación y muy lejos de una solución viable.

Este silencio en torno al tema de la violencia contra la mujer ha cambiado lentamente en los últimos años, en gran parte gracias al permanente ACTIVISMO (y no al ESTADO) de organizaciones de mujeres; quienes decididas, han tomado valor y han dicho un “BASTA”. Este activismo ha llamado la atención de los estados pues esta violencia contra las mujeres es una clara violación de los derechos humanos y un problema social, que tiene un impacto económico importante en los países que requiere una solución política e institucional en todos los niveles. Esta violencia puede ser prevenida, pero para ello se requieren respuestas POLITICAS, cambios en la legislación, y procesos para asegurar la puesta en marcha de las nuevas legislaciones y políticas así como transformar las normas y los valores sociales y culturales que promueven la desigualdad.

La violencia y discriminación contra la mujer afecta a millones de mujeres, niños(as) y familias enteras en todo el mundo. Esta violencia se presenta en todos los ambientes pero principalmente en: el hogar, el trabajo o la calle.

Puede tomar muchas formas, entre las que se destacan:

  • Violencia Física
  • Violencia Doméstica
  • Violencia Psicológica
  • Violencia Sexual

Esta última (violencia sexual) es la más común: abuso sexual durante la infancia, el acoso sexual en el trabajo o la escuela, el tráfico de mujeres y niñas, y la prostitución forzada. Aunque, existen otras formas específicas de países como por ejemplo: muertes relacionadas con la dote, la mutilación de los genitales, CLITORIDECTOMIA, y otras prácticas tradicionales religiosas.

También pueden producirse en circunstancias específicas como en situaciones de custodia (prisiones); en ocasión de conflictos armados y en campamentos de refugiados o desplazados. Cualquiera que fuere la situación la situación, las diferencias de poder entre los géneros y otras desigualdades sociales, particularmente las crecientes desigualdades económicas, tanto dentro de los países como entre ellos, desempeñan un papel importante en la dinámica de la violencia y determinan las formas de ésta a las cuales están expuestas las mujeres, como sucede con la violación en situaciones de conflictos armados o de desplazamiento o el tráfico de mujeres y niñas.

La declaración de las Naciones Unidas sobre la Erradicación de la violencia contra las Mujeres, adoptada por la Asamblea General de la Naciones Unidas en 1993, proporciona un marco amplio y útil para definir la violencia y discriminación contra la mujer, aunque para fines concretos como, por ejemplo, el monitoreo del problema, se necesitan definiciones operativas más específicas. En esa declaración se define esta forma de violencia como “CUALQUIER ACTO DE VIOLENCIA BASADA EN EL GÉNERO QUE PRODUZCA O PUEDA PRODUCIR DAÑOS O SUFRIMIENTOS FISICOS, SEXUALES O MENTALES EN LA MUJER, INCLUIDAS LAS AMENAZAS DE TALES ACTOS, LA COERCIÓN O LA PRIVACIÓN ARBITRARIA DE LA LIBERTAD, TANTO EN LA VIDA PÚBLICA COMO EN LA PRIVADA” (Naciones Unidas, 1993).

La violencia y discriminación contra las mujeres comienza frecuentemente desde temprano y persiste a lo largo de sus vidas. En culturas con una fuerte preferencia por varones, puede iniciarse inclusive desde la concepción con el aborto selectivo o el infanticidio de niñas. Esta violencia continúa durante la niñez, la adolescencia, en las mujeres en la edad adulta y en la tercera edad. El problema de la violencia y la discriminación contra las mujeres no es fácil de documentar. Aun perdura una cultura de silencio, más aún cuando se trata de abuso sexual en el seno de la familia. Existen múltiples razones por las cuales las mujeres no reportan los hechos, y que incluyen la vergüenza, el miedo, las consecuencias y el conocimiento de que no habrá un respuesta institucional que valide su experiencia.
Mi enfoque es desde un punto de vista Religioso, Social, Político y Económico. Aunque me ensaño y critíco más el aspecto RELIGIOSO y el POLITICO.

Me ensaño en el punto religioso porque la iglesia debería hacer algo y no solo aparecer de vez en cuando en televisión diciendo “Rezaremos para que esto cese rápido”. Esto NO sirve de nada.
Quiero destacar que NO creo en el mal llamado libro sagrado, BIBLIA. No creo ni en lo más mínimo que es la palabra de dios (a propósito con minúscula); ya que en ella se fija la posición de este dios; ya que se manifiesta en una forma arrogante, cruel, machista, déspota, miedoso, loco, implacable, mentiroso, indiferente, incuestionable, sádico, afásico, y esquizofrénico... y estos sentimientos son humanos no divinos.

Además no creo en ninguna de la religiones existentes ni que están a punto de existir ya que éstas en lugar de unir, separan. Si dios (con D) existe, no es religión y la religión no es dios (con D), o ... ¿se imaginan a dios (con D) con el slogan “Católico: viva la SANTA INQUISICIÓN” tatuado en un brazo o “Testigos de Jehová: NO donen sangre a sus seres querídos, dejen que se mueran sus parientes” o "dount drink cofi, Soy Mormón" en la espalda?. Y hasta quizás: "Salvadoreños: NO voten por el frente, soy TOBISTA," en la frente.

También me ensaño en lo político, porque el estado es el ente que debería velar por el pueblo (Art. 1 de la constitución) y no hace ni lo más mínimo por investigar o por prevenir estas atrocidades, sino que gracias a los grupos activistas se ha logrado mermar este tipo de injusticias (pero esto será en la segunda parte de este tema).


PROBLEMA RELIGIOSO
Existe una infinidad de violaciones a los derechos humanos contra la mujer desde un punto de vista religioso. Señalo a la IGLESIA (y todas sus variaciones) con mayor énfasis por ser la institución que dizque “REPRESENTA" a dios (con D) EN LA TIERRA”, y como tal; debiese ser una de las entidades a favor de velar y abogar por el cumplimiento de estos derechos día con día, no simplemente “REZAR” porque esto se cumpla, ya que tal METODO parece no estar funcionando.

Hay una diversidad de religiones machistas e inoperantes que hablan del amor de dios, la misericordia de dios, los planes de dios (las útimas tres con D) para sus hijos, etc.
Pero en sus libros “sagrados” discriminan, maltratan, violan y esclavizan a las mujeres desde muchos puntos de vista. Ponen la figura del hombre sobre el de la mujer. Hacen ver a dios (con D) como un ser sexista.
Tal es el caso del Corán, El Corán (Prima fuente), el Libro Sagrado de los musulmanes, directamente dictado al Profeta por dios (¿dónde más habré escuchado esto de "dictado directamente"?), durante unos 10 años (622 - 632 del calendario cristiano) y transcrito después de su muerte. Veamos una cita para darnos cuenta de la posición de la mujer según este libro mal llamado “SANTO”:

- Cuando les llegaban las noticias acerca de (el nacimiento de) una mujer, su rostro se oscurecía y le llenaba una gran tristeza. Con vergüenza, él se ocultaba de su pueblo, por las malas noticias recibidas. ¿Deberá conservarla con sufrimiento y resignación, o, enterrarla en la arena? ¡Ah! ¡Qué mala elección al decidirlo! » (Corán 16:58-59)

¿No es este un claro caso de sexismo? … ¿Qué tiene de malo nacer mujer? ¿Acaso el hombre no se gesta 9 meses en el vientre de una mujer?

Pero… no me gustaría hablar del Corán, ya que no es nuestra “creencia”. Me gustaría exponer a la BIBLIA, otro libro mal llamado “SAGRADO” el cual es una excelente referencia "histórica" de represión, violación y discriminación contra la mujer.
La Biblia y la Iglesia católica, entre muchas otras (y con más énfasis las evangélicas), han sido los mayores obstáculos en el camino de la emancipación de la mujer. Veamos unos cuantos ejemplos, por supuesto, como todo investigador he colocado las referencias bíblicas para demostrar que no estoy improvisando:
Jueces 21: 7, 10-12
¿Qué haremos en cuanto a las mujeres para los que han quedado? Nosotros hemos jurado por
Jehová que no les daremos nuestras hijas por mujeres. Entonces la congregación envió allá a doce mil hombres de los más valientes, y les mandaron, diciendo: Id y herid a filo de espada a los moradores de Jabes-Galaad, con las mujeres y niños. Pero haréis de esta manera: mataréis a todo varón, y a toda mujer que haya conocido ayuntamiento de varón. Y hallaron de los moradores de Jabes-Galaad cuatrocientas doncellas que no habían conocido ayuntamiento de varón, y las trajeron al campamento en Silo, que está en la tierra de Canaán.
Podemos leer como durante las guerras santas (que de santas no tienen nada) libradas por los israelitas -“El Pueblo de Dios (Aquí si lo puse bien)”- las mujeres de los vencidos son tomadas como botín. Como si fuesen ganado o sacos de harina. Pero hay más, las mujeres que se tomaban eran aquellas que fuesen vírgenes, las otras se masacraban. ¿Hermosos valores familiares, verdad?

Deuteronomio 21: 11-14
Y si vieres entre los cautivos a alguna mujer hermosa, y la codiciares, y la tomares para ti por mujer, la meterás en tu casa; y ella rapará su cabeza, y cortará sus uñas, y se quitará el vestido de su cautiverio, y se quedará en tu casa; y llorará a su padre y a su madre un mes entero; y después podrás llegarte a ella, y tú serás su marido, y ella será tu mujer. Y si no te agradare, la dejarás en libertad; no la venderás por dinero, ni la tratarás como esclava, por cuanto la humillaste.
Los fundamentalistas religiosos (quienes alegan que la Biblia es toda verdad) ignoran este pasaje, porque sus pastores, que les tratan como borregos nunca les citan tales textos en sus sermones sobre moral. Sin lugar a dudas en el anterior texto bíblico se tratan las mujeres como objetos del varón.

Jeremías 8: 10
Por tanto, daré a otros sus mujeres, y sus campos a quienes los conquisten; porque desde el más pequeño hasta el más grande cada uno sigue la avaricia; desde el profeta hasta el sacerdote todos hacen engaño.

2 Samuel 12: 11
Así ha dicho Jehová: He aquí yo haré levantar el mal sobre ti de tu misma casa, y tomaré tus mujeres delante de tus ojos, y las daré a tu prójimo, el cual yacerá con tus mujeres a la vista del Sol.
Apreciemos como el dios (con D) judeocristiano, advierte que como castigo entregará las esposas de los israelitas a otros. La mujer tratada como objeto. ¿Es esto justo?, por supuesto que no.

Levítico 12: 1, 2 & 5
Habló Jehová a Moisés, diciendo:
Habla a los hijos de Israel y diles: La mujer cuando conciba y dé luz a un varón, será inmunda 7
días.... Y si diera luz a una niña, será inmunda dos semanas...
Una interesante declaración dada por el dios Jehová sobre la impureza de la mujer después del parto, dice claramente que una mujer que haya dado a luz a una niña, dura inmunda por más tiempo que si hubiese parido un varón. Una vez más se levanta la pregunta: ¿Cuál es el problema con que el bebe sea mujer? El problema esta vez es que al parecer es DIOS en persona diciéndole. ¿Será que DIOS aborrece a la mujer? Y a fin de cuentas: ¿En base a qué fundamentos médicos este dios considera inmunda a una mujer después del parto?

Romanos 7: 2
Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive: pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido.

1 Pedro 3: 1
Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas...

1 Corintios 11: 8 & 9
Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.

Efesios 5: 22 & 23
Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Muchos pastores y sacerdotes en la actualidad predican la “igualdad de condiciones entre los cónyuges”, pero si han de seguir su doctrina de “Sola escritura” Nos encontramos que la Biblia no apoya la igualdad entre las partes.

1 Corintios 14: 34 & 35

Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice.Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación.

1 Timoteo 2: 11- 15
La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia.

Nótese que la epístola a los corintios (Nuevo Testamento) está dirigida a un público no judío, pues va dirigida a los corintios, los ciudadanos de la ciudad de Corinto, en Grecia. Por lo que la disculpa de que el machismo estaba restringido a los pueblos del Medio Oriente, o que sólo era permitido en los tiempos del Viejo Testamento es falsa.
¿Cómo respondemos entonces a estas claras muestras de machismo bíblico? Personalmente me niego a creer que ésta es la palabra inspirada de DIOS.
Incluso, el mito de la virginidad se fortalece en la Biblia, veamos un último pasaje:
Deuteronomio 22: 13-21
“Cuando alguno tomare mujer, y después de haberse llegado a ella la aborreciere, (...) y dijese: A esta mujer tomé, y me llegué a ella, y no la hallé virgen; entonces el padre de la joven y su madre tomarán y sacarán las señales de la virginidad de la doncella a los ancianos de la ciudad en la puerta; y dirá el padre de la joven a los ancianos: Yo di mi hija a este joven y él la aborrece; (...) pero ved aquí las señales de la virginidad de mi hija. Y extenderá las vestiduras delante de los ancianos de la ciudad. Entonces los ancianos tomarán al hombre y lo castigarán; y le multarán en 100 piezas de plata (...) Más si resultase verdad que no se halló virginidad en la joven, entonces la sacarán (...) y la apedrearán los hombres de la ciudad, y morirá...”
Nótese que la pobre mujer no tiene muchas esperanzas de salvarse. Primero tiene que mostrar que en su primera relación con su esposo, perdió la virginidad, por lo que tiene que llevar la sábana manchada de sangre. Ahora, que si esto no es posible, ella morirá apedreada, sin ninguna posibilidad de considerarse inocente. Pero si el marido miente tan solo le multarán con 100 piezas de plata. Ahora imagínese Ud. ¿qué les sucedió a todas aquellas jóvenes que siendo vírgenes tenían el himen roto, por algún accidente? ¿O las que simplemente no sangraron en su primera relación?

Bueno podríamos llenar páginas y páginas de esta clara represión, discriminación, y violación a los derechos de las mujeres, pero éste es solo un enfoque de varios que quisiera mencionar. Mi punto aquí es hacer ver que la humillación de la mujer está registrada en un libro mal llamado "santo" que fue escrito por un grupo de retrogradas machistas que usaron ese libro para someter más a las mujeres por siglos y siglos (y no solo a las mujeres); y si no pues recordemos la SANTA INQUISICIÓN, la EMANCIPACIÓN DE NUESTRO PUEBLO EN LA CONQUISTA ESPAÑOLA, CONDENANDONOS AL TERCERMUNDISMO, EN LA QUE LA BIBLIA JUGÓ UN PAPEL MUY IMPORTANTE (Recomiendo la lectura del libro La Conquísta de América).

Haciendo una síntesis de violaciones, podemos mencionar que en la Biblia encontramos:

- A la mujer como objeto
- Las mujeres hacen inmundo un parto
- El matrimonio debe llevar a el hombre como cabeza y no a la mujer
- Las mujeres sin derecho a expresarse
- La mujer como esclava

La iglesia habla de equidad entre ambos sexos, en especialmente la católica, y ¿Se ha visto alguna vez o tan siquiera propuesto a un "papa mujer"? Hay un canal en televisión por cable que se llama Infinito, en éste canal se presenta un programa que se llama CREENCIAS en donde se reúnen a las cabezas de las iglesias más importantes del mundo: católica, protestante, budista, evangélica, krishna, etc. Y se ven puros hombres, no mujeres. En uno de estos programas, uno de los panelistas les preguntó a todos estos líderes religiosos con respecto al papel de la mujeres en sus iglesias y del por qué no habían lideres mujeres (como máximas representantes de éstas) y todos evadieron las respuesta.

Mi intención es probar que la mujer HISTORICAMENTE ha sufrido este fenómeno, y que en la Biblia se encuentra claramente mostrado este abuso. Me gustaría agregar otras citas para que si se desea indagar más en la Biblia, se pueda encontrar aun más: Jueces19, Ezequiel 23, II Samuel 13:10-14, Zacarías 5:7, 1 Corintios11:7, Génesis 3:16, Levítico 15:19-29, solo para que se vea el POCO valor humano que se le tenía a la mujer.

(Próximo enfóque: Político)

Nota del autor: en los últimos párrafos me aburrí de poner entre paréntesis "con D" a la palabra "dios", escribo con "d minúscula" pues simplemente por una norma religiosa se ha obligado a que esta palabra sea escrita siempre con mayúscula cuando se hace referencia al dios bíblico.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Si la biblia lo dice, así debe ser, ya que es eterna e inmutable.. las mujeres deben estar sometidas a un ser superior inmediato, en este caso los hombres. Ya que son una sub-especie que salieron de nosotros.

F. El misógino cristiano

Rojo Bender dijo...

Espero que sea sarcasmo puro.
¡jajaja!

Anónimo dijo...

Y LA SEGUNDA PARTE CUANDO???

Bloggero dijo...

He decidio imprimir este post y distribuirlo a algunas personas en las calles donde vivo, pero voy a respetar los créditos a su blog y especialmente al posteador que sé que no es el verdadero Saramago pero que hace buenas investigaciones (espero que sean tus propias investigaciones).
Gracias, y espero la segunda parte.

hijo de Dios dijo...

que estupido sos viejo/a antes de escribir algo sobre (D)ios pensalo 2 veces y si es posible 3

Anónimo dijo...

Creeo q no sabee nada de dios claro q en la sagrada biblia habla de como debe ser la mujer con su marido pero tambien como deben ser los maridos con sus esposas. El problema empieza en el ceno familiar creeo q debes ponerte a estudiar mas la sagrada biblia.DIOS es el centro de mi vida y no debemos culparlo de nada.